Más espacio para la creatividad

“No importa la crisis, no importa que no haya ayudas y tampoco importa que todo esté cerrando”. Esa es la filosofía que comparten el pintor Óscar Cabana y otros artistas del mundo de la arquitectura, la escultura y la fotografía para sacar adelante sus proyectos pese a que la situación económica no sea la más favorable. También han hecho suya la frase “la unión hace la fuerza” y trabajar juntos en No importa, un taller creativo en el que compartirán espacio de trabajo y eventos y que inaugurarán esta tarde en el número 46 de la calle San Andrés.

Promotores del taller No importa, ayer en el edificio | Fotrografía: Víctor Echave | ocio.laopinioncoruna.es

Promotores del taller No importa, ayer en el edificio | Fotografía: Víctor Echave | ocio.laopinioncoruna.es

Con Óscar Cabana compartirán lugar de trabajo el fotógrafo Pablo Mella, el escultor Enrique Tenreiro, arquitectos como Fernando Martínez, Miguel Carballido e Inés García, profesionales vinculados a la gestión cultural como Borja López y Mario Olmo, además de Alberto Alonso que se dedica a la arquitectura en la Red.

A los artistas que integran esta iniciativa se les hacían pequeños los talleres donde desarrollaban su actividad artística, la principal razón por la que pensaron que mudarse a un espacio más grande compartiendo gastos con otros compañeros era la alternativa más viable en tiempos de crisis. De las cuatro plantas del edificio que han alquilado tres se destinarán a los talleres de los miembros de la sociedad y la planta baja para albergar los eventos en los que mostrarán sus últimos trabajos.

Esta planta no solo está reservada para los fundadores de No importa porque también cederán este espacio para que otros “emprendedores” artísticos de la ciudad enseñen sus novedades.

La idea de contar con un espacio común en el que dar forma a sus proyectos surgió hace tres años pero fue necesario este tiempo para encontrar la fórmula de gestión más adecuada y optar por montar una sociedad con cuotas de participación. Estos trámites -afirma Cabana- retrasaron la puesta en marcha del nuevo taller de San Andrés. Pese a las trabas la “ilusión” por crecer supera a los “miedos” y los miembros de No importa afrontan con esta actitud su nuevo reto profesional con el que esperan rentabilizar sus creaciones.

Alexandra Moledo

+ artículo publicado en la opinión coruna